Buscar

Después de cuatro años, Colón vuelve a estar de pie en la Costanera Norte

Comenzó una etapa vital en el proceso de restauración del monumento a Cristóbal Colón. En las próximas horas colocarán en su pedestal la figura del navegante genovés. Será el último paso, y el más simbólico, en relación al ensamble de este grupo escultórico que se convirtió en un ejemplo de la arbitrariedad a la que puede verse sometido el patrimonio histórico, artístico y cultural de la Ciudad.

 
Según confirmaron a Clarín desde Presidencia de la Nación y desde la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, la colocación es inminente. Sería esta tarde, si es que la lluvia no lo impide: "Estamos muy conformes con el trabajo que se está realizando. Hay un equipo de profesionales interviniendo en la restauración, con una gran formación, y lo están haciendo muy bien", explicó Teresa Anchorena, presidente de la Comisión.
 
La Comisión está a cargo de velar "por las buenas técnicas para el montaje y restauración" del conjunto escultórico. Esto quedó establecido en el acuerdo que se firmó en diciembre de 2013 entre los gobiernos de Nación y Ciudad, y que en septiembre de 2014 fue homologado por la Legislatura porteña.
 
Para las diferentes asociaciones de italianos y descendientes de italianos en el país fue un tema doloroso desde el principio: consideran que se trató de una decisión arbitraria por parte de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Todo el proceso de desmantelamiento, y luego su traslado, también fueron eje de una disputa que no eligieron. Hoy algunas de esas asociaciones estarán presentes durante la colocación de la figura de Cristóbal Colón.
 
"Cuando recibimos el trabajo, había un avance de obra del 10%. En cuatro meses llegamos a completar todo el armado y el sellado de las piezas. Fue un gran esfuerzo, pero estamos conformes", dijo a Clarín el arquitecto, restaurador y artista plástico Javier Urani, el director general de la obra. Para acelerar los trabajos, se tomó la decisión de no rescindir ningún contrato de los que había realizado la gestión anterior. Con la misma gente, lograron poner al día las obras y llegar hasta este momento.
 
Por una cuestión del montaje de los andamios, luego de poner a Cristóbal en su pedestal aún quedará por colocar la figura de la Justicia, que estará ubicada en la cara que mira hacia el Aeroparque. "Esto sucederá en los próximos días. Así concluye esta etapa, pero luego la restauración superficial continua. Hasta este momento hemos trabajado con ocho cámaras que registraron todo lo que hicimos en estos cuatro meses", detalló Urani. Y contó una curiosidad: el jefe de obra es cineasta, Pedro Nadal. Sin dudas aportó una mirada única para la documentación y para la realización de una maqueta tridimensional en la que se ensayó cómo iba a ser el montaje del monumento.
 
En otras asociaciones, como "Colón en su lugar", se manifestaron preocupados por la cercanía al agua del conjunto escultórico. El Colón estará en una plazoleta ubicada frente al acceso principal al Aeroparque porteño. Asesorados por especialistas en patrimonio, como el arquitecto Marcelo Magadán, entienden que el agua podría alterar al mármol de Carrara, el material con el que está construido buena parte del monumento. El mármol es poroso y el agua podría afectarlo. "Sin embargo, los restauradores entienden que se encuentra distante del agua y no será dañado", explicó Teresa Anchorena.
 
Uno de los trabajos mas delicados que se llevaron a cabo en el monumento fue la remoción de una resina entre amarilla y naranja que había sido colocada en la anterior etapa de restauración. El nombre técnico es epoxídico: "Se había colocado una resina amarilla, tendiente a rellenar fisuras existentes en el mármol del monumento. Criticamos este material porque estéticamente se destacaba mucho y no se veía bien. Incluso en algunos lugares el color era casi naranja. Se logró limpiarla de manera mecánica", detallaron desde la Comisión.
 
En el futuro, los especialistas tendrán que definir otras cuestiones relacionadas con la restauración, como por ejemplo "rellenar", o no, las juntas entre los bloques de mármol. En este tema existen diferentes criterios de restauro: "Incluso se dan modas respecto a cómo resolver el aspecto final o el acabado de la obra. A nivel internacional hay especialistas que consideran que es mejor rellenar esas juntas. Y otros, entre los que me encuentro, consideramos no hacerlo, para que se vea el detalle del trabajo del artesano y la historicidad de las piezas", opinó Javier Urani.
 
Una vez que el monumento pueda visitarse, habrá que poner atención a estos detalles, porque las juntas de las que habla Urani son milimétricas.
 
Por otro lado, desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público informaron que si bien se pusieron en valor todos los carritos de la Costanera Norte (poseen electricidad y las parrillas funcionan a gas), aún opera un restaurante muy precario justo en la entrada de la plazoleta en donde está ubicado el Colón y frente al acceso al Aeroparque. Fuentes del Ministerio informaron que la concesión de ese sitio se encuentra judicializada.
 
por Silvia Gómez
Fuente: 

clarin.com 7/11/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Conoció la fama, el éxito, la fortuna y, de un día para otro, dejó todo y se encerr...

MIRANDO HACIA ATRAS
Carlos Gardel

El cantante nació el 11 de diciembre de 1890. En 1915, durante el festejo de sus 35 años, vivió una madrugada angustiante. En la madrugada del sábado 10 de diciembre de...

John Lennon

El mítico compositor inglés, alejado de los escenarios, preparaba su regreso luego de 5 años. Cómo fueron los encuentros con su asesino, Mark David Chapman, aquel d...

A 40 años del secuestro de las Madres de Plaza de Mayo
Madres de Plaza de Mayo

El 8 de diciembre de 1977, un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada secuestró a dos de las madres, en un operativo que concluyó con 12 víctimas. Aqu...

NOS ESCRIBEN