Buscar

11 DE SEPTIEMBRE DE 1888

El día que murió Domingo Faustino Sarmiento

 En busca de un clima más acorde a sus complicaciones respiratorias, el doctor Lloveras le recomendó a Domingo Faustino Sarmiento trasladarse a Asunción del Paraguay. El ex presidente además de ser sordo, miope y un tanto obeso, era fumador y se presume que sufría de Epoc. El 5 de junio de 1888 se embarcó hacia Asunción, en compañía de su hija  AnaFaustina, que era maestra, y que había nacido en Chile en 1832 durante el primer exilio de su padre. También viajaron sus nietos María Luisa y Julio. En el puerto, al despedirse de sus familiares, afirmó que iba al Paraguay a morir. 

Siempre fue reconocido por el gobierno paraguayo, que le regaló una casa, que fue especialmente acondicionada para tratar su afección respiratoria. Escribía para varios periódicos y estaba elaborando un proyecto educativo para la nación guaraní. 
 
 
A comienzos de septiembre, ayudó a excavar un pozo de agua en su propiedad, y ese fue el comienzo del fin. El día 5 cayó enfermo. Conforme a sus convicciones, se negó a recibir los sacramentos de un cura y el 10, ya grave, le pidió a su nieto que lo acomodase en su sillón de lectura, cerca de la ventana. Dijo que deseaba ver la aurora del día siguiente. Pero la muerte lo sorprendió el día 11 a las 2:15 horas. Sobre su falda, descansaba el libro Filosofía Sintética, del sociólogo y naturalista inglés Herbert Spencer. Tenía 77 años.
 
Tal como era costumbre, Manuel de San Martín le tomó una fotografía y Víctor de Pol fue el encargado de confeccionar la máscara mortuoria. Finalmente, fue embalsamado. 
 
Su féretro, cubierto -según su deseo- por las banderas de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay inició su viaje a la ciudad de Buenos Aires. En Formosa, Corrientes, Rosario y San Nicolás se le realizaron ceremonias fúnebres. El 21, en un día frío y lluvioso, sus restos arribaron a la capital. El cortejo fúnebre se dirigió al Cementerio de la Recoleta donde, luego de los discursos de despedida, el féretro fue depositado en el sepulcro de su hijo Dominguito, fallecido trágicamente en la batalla de Curupaytí, un 22 de septiembre de 1866 precisamente en tierra paraguaya.
 
Al día siguiente, los diarios acordaron elaborar una única edición, titulada "La Prensa Argentina: homenaje a la memoria de Domingo Faustino Sarmiento".
 
En la Conferencia Interamericana de Educación, celebrada en Panamá en 1943, se instituyó al 11 de septiembre como el Día del Maestro. 
 
Actualmente, la casa donde falleció Sarmiento, funciona el Colegio Argentino, que depende de la Embajada Argentina. 
 
"Sin fortuna que nunca codicié, porque era bagaje pesado para la incesante pugna, espero una buena muerte corporal, pues la que me vendrá en política es la que yo esperé... y no deseé mejor que dejar por herencia millones en mejores condiciones intelectuales, tranquilizado nuestro país, aseguradas las instituciones y surcado de vías férreas el territorio, como cubierto de vapores los ríos, para que todos participen del festín de la vida, del que yo gocé sólo a hurtadillas..." Domingo Faustino Sarmiento
Fuente: 

Adrián Pignatelli

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Espartaco fue un esclavo y gladiador, que buscó la libertad, rebelándose contra el poder de Roma. Su...

MIRANDO HACIA ATRAS
hace 44 años el secretario general de la CGT era asesinado
Asesinato de Rucci

Cuarenta y cuatro años después del asesinato de José Ignacio Rucci, secretario general de la CGT y alfil del general Juan Domingo Perón, Infobae reproduce parte del cap...

CIA

La temible Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, el mayor y más poderoso servicio de espionaje del mundo, cumple este lunes setenta años de misiones ultrasecretas que...

Ultima ejecución con guillotina

Hace 40 años, el macabro símbolo francés se usó por última vez. Fue también el final del singular linaje del "Señor de París"....

NOS ESCRIBEN