Buscar

El Planetario Galileo Galilei cumple 50 años

El 13 de junio de 1967 abrió sus puertas el espacio de divulgación astronómica que, en la actualidad, es visitado por 350 mil personas al año.

El Planetario de la Ciudad de Buenos Aires fue, quizás, una de las obras más pedidas por los porteños de principios del siglo XX. Debieron esperar más de 40 años para tener uno que emulara al de Jena, Alemania, el primero del mundo inaugurado en 1923.
 
Los impulsores del Planetario Galileo Galilei fueron la Sociedad Científica Argentina, la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias, Sociedad de Estudios Geográficos (GAEA) y la Asociación Amigos de la Astronomía. Todos ellos destacaron las ventajas que traería una actividad cultural como la instalación de este tipo de espacio. Su iniciativa comenzó a fines de la década del 20 y recién se materializó en la década del 60. La primera función se realizó el 13 de junio de 1967.
 
La renovación
 
En febrero comenzaron las obras, que durarán seis meses, en los que Planetario permanecerá cerrado al público. Se incorporará pantallas interactivas, realidad aumentada, dispositivos robóticos, simuladores y nuevos equipos de proyección con el objetivo de dotarlo de elementos innovadores. La reapertura está prevista para el tercer trimestre del año.
 
 
 
Fuente: 

Diario La Nación 14/6/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Una nieta de Napoleón Bonaparte está enterrada en el Cementerio de la Recoleta. La historia en El Ojo...

MIRANDO HACIA ATRAS
Música, rebelión y cobardía en la URSS
Dmitri Shostakovich

Tras haber maniobrado entre la popularidad dentro y fuera de su país y la tensa y por momentos peligrosa relación con el Partido Comunista, el artista falleció el 9 de agosto...

Juan Manuel Fangio

Juan Manuel Fangio fue el mejor representante argentino en la Fórmula 1. Allí logró cinco títulos mundiales, un récord que solo quebró Michael Schumacher...

El 30 de julio de 1977, logró en Mónaco el épico éxito ante Rodrigo Valdez, en su última pelea
Carlos Monzón

La espuma del champagne francés golpeaba contra el techo del vestuario y caía como una fina lluvia. A nadie le importaba. Todo era válido para festejar lo que un cross de...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN