Buscar

Ex ministro boliviano revela apoyo de EEUU en golpe de Estado de 1980

El ministro del Interior del gobierno de facto de Luis García Meza (1980-1981), Luis Arce Gómez, afirmó hoy que la embajada de Estados Unidos en Bolivia y empresarios locales respaldaron el golpe de Estado del 17 de julio de 1980.

 
El "hombre fuerte" del gobierno militar de García Mesa dijo a un medio local que el alto mando de las Fuerzas Armadas planificó durante seis meses derrocar a la entonces presidenta Lidia Gueiler (1979-1980), y que él dirigió las refriegas desde su oficina.
 
Arce Gómez, en entrevista con "El Deber", desde su celda en el penal de Chonchocoro, donde cumple una condena de 30 años por crímenes de lesa humanidad, aseguró que el golpe de Estado tenía el visto bueno de la embajada de Estados Unidos, de empresarios y otros sectores.
 
"¿Con quién de la embajada de Estados Unidos se reunió concretamente para planear el golpe?", preguntó vía telefónica el reportero de "El Deber" a Arce Gómez, quien asegura haber sido él el organizador de la asonada militar.
 
"Con el embajador, pero no me acuerdo cómo se llamaba", respondió al medio local Arce Gómez, quien antes de su extradición en 2009 a Bolivia purgó en Estados Unidos una condena por cargos relacionados con el narcotráfico.
 
Al régimen militar de García Mesa se le atribuyen 26 desaparecidos y 94 muertos.
 
Según la versión del ex ministro Arce Gómez, sin precisar nombres, los empresarios que apoyaron ese golpe de Estado fueron de todas partes de este país andino. 
 
"Los empresarios privados no querían saber nada de la señora Lidia Gueiler porque había un caos y anarquía, que afectaba a sus negocios", añadió.
 
Enfatizó que el golpe de Estado de hace 32 años, que se conmemora este lunes en Bolivia, fue perpetrado con paramilitares y con el apoyo de las Fuerzas Armadas. 
 
"Yo era jefe de Inteligencia. El general (Hugo) Banzer (presidente de Bolivia 1971-1978) era una especie de asesor", explicó el ex ministro.
 
Arce Gómez indicó que los restos del escritor y líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz -asesinado durante el golpe el 17 de julio de 1980 en la sede de la Central Obrera Boliviana- se los llevó Banzer a su hacienda de San Javier, en el departamento de Santa Cruz, y que tuvo una estrecha colaboración del nazi Klaus Barbie, "El carnicero de Lyon".
 
El ex funcionario atribuyó el fracaso del gobierno de García Meza a la falta de
        Lydia Gueiler
 
preparación de los militares para gobernar, además que no tuvieron apoyo popular.
 
"El golpe fracasó porque había división. Los militares que no recibían puestos eran los primeros en preparar el contragolpe. Por eso dije que todos los traidores deberían andar con su testamento bajo el brazo", afirmó.
 
Este martes se realizaron dos actos separados en el paseo El Prado, de La Paz, y en el acceso a la ex sede de la Central Obrera Boliviana para recordar el golpe militar del 17 de julio de 1980, el cual encaramó en el poder al general García Meza y al coronel Arce Gómez, ambos presos y condenados a 30 años de cárcel sin derecho a indulto.
Fuente: 

 Pueblo en Línea 17/7/2012

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

En 1909, el francés Louis Bleriot, gana las 1.000 libras que ofrece el diario británico Daily Mail al...

MIRANDO HACIA ATRAS
La historia del supuesto ataque polaco contra una radioemisora alemana
Torre de radio de Gleiwitz

Era la noche del 31 de agosto de 1939 y un grupo armado, vistiendo uniformes del ejército polaco, tomó la radioemisora de Gleiwitz, localidad alemana fronteriza con Polonia. El...

Adiós Sui Generis

 A fines de 1974 me empecé a aburrir de Sui Generis. La prueba se ve reflejada en unas carpetas que estaban perdidas y encontré, vía Facebook 40 años despu...

Cuatro argentinos lograron llevar a cabo la primera transmisión de radio en directo
Lo locos de la azotea

Hoy se celebra el Día Mundial de la Radio, pero con el valor agregado de que pese a que se trata de una fecha internacional, la celebración es muy argentina. ¿Por qué?...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN