Buscar

sepultado en el hielo

Hallan barco abandonado en Canadá en 1853

Arqueólogos canadienses encontraron un barco abandonado hace más de 150 años cuando iba en pos del mítico Paso del Noroeste y de la fallida expedición de Sir John Franklin, dijo el miércoles el jefe del equipo.

Pintura que recrea al HSM Investigator cuando quedó atrapado en el hielo

Marc-Andre Bernier, director de arqueología submarina de Parks Canada _la agencia del gobierno canadiense encargada de los parques nacionales del país_, dijo que el HMS Investigator, abandonado en el hielo en 1853, fue encontrado en aguas poco profundas en la Bahía de Mercy en la costa norte de la Isla Banks en el Artico occidental canadiense.

"El barco está en posición recta y en muy buen estado. Se encuentra aproximadamente a 11 metros (36 pies) de profundidad", señaló. "Esto es definitivamente de suma importancia. Es el barco que navegó el último tramo del Paso del Noroeste".

El Investigator fue uno de muchos barcos estadounidenses y británicos enviados a buscar al HMS Erebus y al Terror, embarcaciones comandadas por Franklin en su búsqueda del Paso del Noreste en 1845, expedición que tuvo un final desastroso.

Jim Prentice, ministro del Medio Ambiente, dijo que se notificó al gobierno británico sobre el hallazgo de uno de sus naufragios, así como los restos de tres marineros.

Capitaneado por Robert McClure, el Investigator navegó en 1850. Ese año, McClure condujo el barco por el estrecho que ahora lleva su nombre y se dio cuenta que estaba en el último trecho del Paso del Noroeste, la ruta marina a través de Norteamérica.

Pero antes de que pudiera navegar al Mar de Beaufort, el barco se vio bloqueado por hielo y tuvo que pasar el invierno en el estrecho Príncipe de Gales a lo largo de la costa de la Isla de Banks.

Al verano siguiente, McClure intentó navegar nuevamente hasta el final del paso, pero nuevamente fue bloqueado por hielo. Condujo el barco y a su tripulación a una bahía grande en la costa norte de la isla, llamada Bahía de la Misericordia.

Allí permanecieron hasta 1853, cuando fueron rescatados por la tripulación del HMS Resolute. El Investigator fue abandonado.

"Esta es de hecho una historia humana", dijo Bernier. "No sólo una historia del Paso, sino la historia de una tripulación de 60 hombres que en tres ocasiones tuvieron que pasar el invierno en el Artico sin saber si iban a sobrevivir", apuntó.

El equipo de Parks Canada llegó a la Bahía de la Misericordia el 22 de julio. Tres días después, el hielo en la bahía se despejó lo suficiente para permitir que los investigadores desplegaran sonares de exploración desde un bote inflable pequeño sobre el lugar en el que creían que el barco de madera se habría hundido con el tiempo. En 15 minutos encontraron al Investigator.

"El barco no se ha movido mucho del lugar donde fue abandonado", indicó Bernier.
 

Fuente: 

La Voz de Arizona 28/7/2010

Informacion Adicional: 

La expedición perdida de Sir John Franklin:

Sir John Franklin

Últimamente tengo entre manos El Terror, una de las últimas novelas del estadounidense Dan Simmons, autor de los Cantos de Hyperion. La novela, que ya analizaré en su momento, toma como punto de partido la expedición realizada a mediados del siglo XIX por Sir John Franklin que pretendía encontrar el paso del noroeste que conecta el océano Atlántico y el Pacífico.

La expedición de Franklin salió de Inglaterra en mayo de 1845 con 128 hombres divididos en dos barcos: el HMS Erebus, capitaneado por el propio Franklin, y el HMS Terror, liderado por el irlandés Francis Crozier. En agosto de ese mismo año se vio a los barcos por última vez.

Tres años después, el Almirantazgo se decidió a enviar una nueva expedición en su busca y las sucesivas investigaciones, que han llegado hasta nuestros días (la última se inició en agosto del año pasado), han ido componiendo un mosaico bastante exacto de lo que ocurrió a los integrantes de ambas tripulaciones.

Se sabe con certeza que la expedición pasó el invierno de 1845-46 encallada en la Bahía de Baffin. Tres hombres murieron allí y sus tumbas fueron encontradas después en la Isla de Beechey. Con el buen tiempo (teniendo en cuenta que hablamos de temperaturas de entre 30 y 50 grados bajo cero) los barcos pudieron zarpar de nuevo, pero volvieron a quedar atrapados por el hielo cerca de la Isla del Rey Guillermo en septiembre del 46.

En abril de 1948, después de un año y medio en el hielo y de perder a 24 hombres por diversas causas, los supervivientes decidieron abandonar el barco a la desesperada para tratar de llegar hasta Canadá. Para entonces, John Franklin llevaba casi un año fallecido.

Los restos humanos encontrados y los testimonios de algunos nativos Inuit han revelado que los hombres estaban en muy mala condición física. No iban bien equipados para luchar contra temperaturas tan bajas, su alimentación era deficiente, lo que derivó en casos graves de escorbuto, y además sufrían una grave intoxicación por plomo.

Según parece, la comida enlatada que representaba la mayor parte de sus provisiones no estaba bien soldada y se pudrió antes de poder comerla. Además, las soldaduras estaban hechas con plomo. Algunos de los huesos encontrados mostraban señales claras de canibalismo, lo que nos permite hacernos una idea de la odisea por la que pasaron estos hombres.
 

Fuente: El Desafío Digital 4/2/2009

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Se cumpen 34 años del asesinato de John Lennon, ocurrido un 8 de diciembre de 1980. 

MIRANDO HACIA ATRAS
LA RELACION EEUU - CUBA
Revolución cubana 1959

Recuerdo un mediodía. Enero, 1959. Me llaman del diario. Castro ha triunfado y habrá celebraciones en calles vedadas al peronismo. Debo ocuparme de lo que ocurra en la ciudad. Desde...

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL HABIA LLEGADO AL RIO DE LA PLATA
Graf Spee

Hans Langsdorff, capitán del corsario alemán, decidió echarlo a pique luego de batallar con naves inglesas. Luego, se suicidó en Buenos Aires. Era 20 de diciembre...

HISTORIAS DE VIDA: SANTIAGO SENEN GONZALEZ
Santiago Senén González

Comparte con Gabriel García Márquez la certeza de que el periodismo es el mejor oficio del mundo. Se inició en la época del periodismo bohemio y autodidacta, de...

NEWSLETTER
NOS ESCRIBEN