Buscar

SUBMARINO ARA SAN JUAN

La historia del Crucero General Belgrano, un caso espejo

Fue hundido por los ingleses en Malvinas. Se sabe dónde está, pero nunca pudo ser rescatado. El hundimiento del ARA General Belgrano se produjo el día 2 de mayo de 1982 a las 17, fuera de la zona de conflicto establecida durante la Guerra de las Malvinas. Dos torpedos MK-813 lanzados por el submarino nuclear inglés HMS Conqueror impactaron en la popa y la proa y el buque comenzó a sumergirse en el agua sin remedio. De los 1.093 tripulantes, 323 desaparecieron en el mar.

 
En menos de una hora el crucero argentino, que había sobrevivido a Pearl Harbour, quedó totalmente tapado por el agua congelada. Todavía hoy es considerado por muchos como un crimen de guerra.
 
Sus restos aún duermen en lo profundo del lecho del Atlántico Sur. En 2003, la Armada Argentina y National Geographic, que quería hacer un documental sobre el navío, intentaron hallar el esqueleto oxidado del viejo acorazado hundido. Sin embargo, luego de varios intentos, fallaron en su misión.
 
La Armada y el equipo de la NGS estuvieron casi dos semanas buscándolo. Pero las adversas condiciones climáticas que se registraron en la zona de rastrillaje, con olas de 9 metros y vientos de más de 60 nudos, imposibilitaron los trabajos.
 
De la expedición participaron el buque de la NGS Seacor Lenga, el buque oceanográfico de la Armada "Puerto Deseado" y la corbeta Robinson. El equipo científico tenía previsto, en caso de encontrar el crucero, descender hasta el lugar -unos 4200 metros de profundidad, a unas 100 millas náuticas del puerto de Ushuaia- con un minisubmarino operado por control remoto.
 
El equipo -el mismo que se utilizó para filmar el Titanic- iba a captar imágenes del casco y colocar una plaqueta de homenaje a los caídos durante el hundimiento.
 
Además, entre los tripulantes se encontraban ex marinos argentinos -que se hallaban a bordo del Belgrano al momento de ser torpedeado por el submarino nuclear Conqueror- y veteranos británicos.
 
La expedición se extendió por un período de 24 horas para poder cubrir una zona más amplia, de un total de 750 kilómetros cuadrados (más de tres veces el tamaño de la Ciudad de Buenos Aires), definida con datos de varias fuentes.
 
“Será como estar parado en la punta del edificio Empire State y tratar de buscar un alfiler que se encuentra tirado en el piso de la calle”, comentó en su momento John Bredar, productor de programas especiales de la National Geographic, a cargo de la filmación de la expedición.
 
A pesar de los esfuerzos y la tecnología utilizadas en la expedición, el equipo de Nat Geo no logró hallar los restos del gigantesco buque. Por eso, lo único de lo que se puede estar seguro es que la ubicación exacta del Belgrano y su estado actual de conservación seguirán siendo un misterio.
 
por Gonzalo Herman
 
Fuente: 

Diario Clarín 1/12/2017

LA HISTORIA EN IMAGENES
Clic para ver video

Conoció la fama, el éxito, la fortuna y, de un día para otro, dejó todo y se encerr...

MIRANDO HACIA ATRAS
Carlos Gardel

El cantante nació el 11 de diciembre de 1890. En 1915, durante el festejo de sus 35 años, vivió una madrugada angustiante. En la madrugada del sábado 10 de diciembre de...

John Lennon

El mítico compositor inglés, alejado de los escenarios, preparaba su regreso luego de 5 años. Cómo fueron los encuentros con su asesino, Mark David Chapman, aquel d...

A 40 años del secuestro de las Madres de Plaza de Mayo
Madres de Plaza de Mayo

El 8 de diciembre de 1977, un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada secuestró a dos de las madres, en un operativo que concluyó con 12 víctimas. Aqu...

NOS ESCRIBEN